Imprimir esta página
Domingo, 19 Diciembre 2021 08:47

POEMA: CUMPLIR 56 AÑOS. PINTURA: SINAPSIS DE AMOR

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

CUMPLIR 56 AÑOS

 

Cumplir con plata en las sienes y en la cartera te autorizan:

¡¡Todos los días amo, escribo y olvido!!

Fue recitando la tabla de multiplicar, que aprendí a cantar.

Fue jugando al fútbol y al ajedrez, que aprendí a mentir.

 

Al cumplir los catorce años le gané a la pobreza y obtuve

de premio una beca. Trabajo y estudio son yunta de la vida.

Con dos amores en el zurrón jugaba quinielas cada semana.

 

Con 28 años era médico, campeón del barrio en amistades,

diestro con el delantal y certero con la bata cuando descubrí

el Grupo Cero. Ahí comenzó mi poética formación:

la vuelta al mundo di con la primera interpretación

y se inauguró la alegría por cumplir.

 

Al pasar del siglo, con los 42 abriles cumplidos, alcancé

los requisitos del no hay dos sin tres, para deletrear tu nombre

y abrazar cada cuerpo con la minúscula sombra de una vocal.

 

A los biógrafos les preguntaré por ejemplo:

¿Saben que el hombre tiene labios de mujer? ¿Alguna vez

sostuvieron millones de almas sobre un punto de penalti?

A los muertos les inventaré mil recuerdos:

cuando un gol en Chamartín llegaba a mi ventana o aquella

primera vez, cuando a hombros de mi padre,

en el Metropolitano escuché: !!Atleti, Atleti!!

 

Cincuenta y seis golondrinas aletean en todas direcciones

los corredores de la memoria cuando la canción no miente

¡Todos los días amo, escribo y olvido!

 

Del Poemario “LA MÁQUINA DEL TIEMPO”

de Carlos Fernández del Ganso

Traducción: Esther Núñez Roma

 

TURNING 56 YEARS OLD

 

Reaching with silver at the temples and in the wallet you are authorized:

Every day I love, write and forget!!

It was by reciting the multiplication table that I learned to sing.

It was by playing football and chess that I learned to lie.

 

When I turned fourteen I beat poverty and I got

as an award a scholarship. Work and study are pair of life.

With two loves in the leather pouch I played pools every week.

 

At 28 I was a doctor, a neighbourhood champion in friendships,

right-handed with the apron and right with the robe when I discovered

the Grupo Cero. There my poetic training began:

around the world I went with the first interpretation

and the joy started to fulfil.

 

As the century passed, with 42 Aprils fulfilled, I reached

the requirements of everything happens in threes, to spell your name

and embrace each body with the tiny shadow of a vowel.

 

I will ask biographers for example:

Do you know that a man has the lips of a woman? Do you ever

held millions of souls over a penalty spot?

I will invent a thousand memories for the dead:

when a goal in Chamartín reached my window or that one

first time, when on the shoulders of my father,

in the Metropolitan I heard: !! Atleti, Atleti !!

 

Fifty-six swallows flap in all directions

the corridors of memory when the song doesn't lie

Every day I love, write and forget!

 

From de Poemary "THE TIME MACHINE"

by Carlos Fernández del Ganso

Translation: Esther Núñez Roma

Visto 474 veces